Archivo por meses: octubre 2018

Desmentida del artículo de John Carlin “Tonto y retonto 3” publicada en el diario “Clarín” el 19 de septiembre de 2018

Estimado Señor Editor:

Tengo el honor de enviarle a Usted estas líneas en conexión con el artículo “Tonto y retonto 3” por John Carlin, publicado en el diario que Usted dirige el pasado 16 de septiembre. Me provoca un profundo pesar el carácter obviamente antiruso de esta publicación, sin la mínima aspiración de presentar al lector el panorama completo de los acontecimientos y su evaluación independiente, lo que hubiera sido propio del periodismo profesional.

Me gustaría volver a subrayar que la Parte rusa rechaza categóricamente todas las acusaciones sin fundamento que la involucran en el envenenamiento con sustancias tóxicas a los ciudadanos rusos Sergey y Yulia Skripal, acontecido en abril del año en curso en la ciudad de Salisbury. En reiteradas ocasiones nos dirigimos al gobierno británico con la propuesta de comenzar las consultas correspondientes según lo estipulado por el Convenio consular bilateral del 2 de diciembre de 1965 y el Convenio europeo sobre asistencia legal recíproca en materia penal de 20 de abril de 1959, pero Londres la dejó sin respuesta.

La Federación de Rusia jamás desarrolló, ni produjo, ni almacenó los productos químicos denominados “Novichok” en los países del Occidente. El propio término “Novichok”, así como los datos sobre la estructura y espectro de masa  de dicha combinación química empezaron a aparecer en la literatura científica especializada extranjera y en las bases de datos correspondientes gracias a los desertores soviéticos que estaban relacionados con el antiguo programa químico-militar de la URSS de manera muy indirecta. Más aun, los estudios parecidos se realizaron en otros países, inclusive Gran Bretaña y específicamente en el laboratorio del Ministerio de Defensa del Reino Unido en Porton Down, ubicada en proximidad inmediata de Salisbury.

Es muy lamentable que numerosos lectores argentinos no hayan podido conocer estos y muchos otros hechos que no caben en la trama rusofóbica del folletín fabricado por John Carlin. Y eso que el punto final en la investigación del llamado “caso de los Skripal” todavía no está puesto y los culpables no están establecidos.

También provoca pena que el diario “Clarín”, que goza de autoridad y respeto merecidos en Argentina y en el exterior, y con el cual la Embajada de Rusia en Buenos Aires tiene desde hace años una cooperación fructífera, publique en sus páginas no sólo una interpretación unilateral de los acontecimientos, sino un texto impregnado por odio y desdén abiertos hacia el Estado ruso y su pueblo. La publicación de este artículo en el año de celebración del décimo aniversario de establecimiento de la asociación estratégica entre nuestros países genera una decepción especial.

Señor editor, cuento con un enfoque balanceado y objetivo de Su diario a los actuales problemas internacionales. Por su parte, la Embajada de Rusia en Argentina y yo personalmente siempre estaremos dispuestos a presentar a sus periodistas todas las aclaraciones necesarias. El lector tiene derecho a toda la plenitud de información para poder formar su propia opinión sobre lo que acontece alrededor suyo.

Sinceramente,

Dmitry FEOKTISTOV

Embajador
Extraordinario y Plenipotenciario
de la Federación de Rusia en la República Argentina

Link al articulo original del Diario Clarin